Cotidiano

Desde ayer no te encontraba,
te comenzaba a extrañar
y sentirme consternado.

¿Qué seria de mí sin ti?
Sabes la falta que me haces.
Por un momento sonreí
y creo, ¡sentía alegría!

¿Puedes imaginarlo?
En mi pecho calor,
en el mundo color.
Encontré dirección.
¡Incluso sentido!

Fui alguien más…
Y tuve miedo.
¡Bienvenida tristeza!
Por favor, nunca te vayas.

Seguir leyendo

26

Hay días en los que las letras huyen, como si no hubiera nada más que decir (aunque en realidad lo haya). En que, incluso las letras que prepare para esos días resultan complicadas de entender y ordenar. Se repiten, me repito.

Tenia una muy buena historia para contar, entonces me di cuenta que ya la había escrito; arranque la hoja y comencé otra vez. Y una vez mas, era lo mismo. Tarde en entender que esa historia la había vivido, una vez y dos; una cuantas. Deje de escribir

Con tiempo lo intentare otra vez, lo esencial es no detenerse.

Seguir leyendo

Pájaro azul

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí dentro, no voy
a permitir que nadie
te vea.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero yo le echo whisky encima y me trago
el humo de los cigarrillos,
y las putas y los camareros
y los dependientes de ultramarinos
nunca se dan cuenta
de que esté ahí dentro.

hay un pájaro azul en mi corazón que
quiere salir
pero soy duro con él,
le digo quédate ahí abajo, ¿es que quieres
hacerme un lío?
¿es que quieres
mis obras?
¿es que quieres que se hundan las ventas de mis libros
en Europa?

hay un pájaro azul en mi corazón
que quiere salir
pero soy demasiado listo, sólo le dejo salir
a veces por la noche
cuando todo el mundo duerme.
le digo ya sé que estás ahí,
no te pongas
triste.

luego lo vuelvo a introducir,
y él canta un poquito
ahí dentro, no le he dejado
morir del todo
y dormimos juntos
así
con nuestro
pacto secreto
y es tan tierno como
para hacer llorar
a un hombre, pero yo no
lloro,
¿lloras tú?

Seguir leyendo