Cotidiano

Desde ayer no te encontraba,
te comenzaba a extrañar
y sentirme consternado.

¿Qué seria de mí sin ti?
Sabes la falta que me haces.
Por un momento sonreí
y creo, ¡sentía alegría!

¿Puedes imaginarlo?
En mi pecho calor,
en el mundo color.
Encontré dirección.
¡Incluso sentido!

Fui alguien más…
Y tuve miedo.
¡Bienvenida tristeza!
Por favor, nunca te vayas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.