063 Real de Catorce

Que extraño es descubrir o redescubrir un lugar que se cree conocer, que se ha recorrido varias veces; aunque siempre durante el día. Que extraño es recorrerlo con el manto de la noche, con sus calles atestadas de gente y con música de fondo.

Real de Catorce siempre será un lugar hermoso y aunque suene a cliché: mágico, pues ese el mejor adjetivo para describirlo. Y justo solo en eso podía pensar anoche mientras me descubría en medio de este pueblo como la primera ocasión en que lo visitaba de noche, no era el único pues también era así para mis acompañantes; la cercanía es la culpable sin duda. Vivir tan cerca que nuestra visita es tan breve, no nos damos el tiempo para maravillarnos por entero; tanto como es capaz de hacerlo este pueblo.

Afortunadamente acudía a una cita, a escuchar a un poeta que admiro de corazón; al maestro José Cruz. Y aun me siento flotando, extasiado por la música, por lugar y el momento. Si existe la envidia de la buena es la única que puedo sentir por las letras de José Cruz, por su obra poética. Su música que es justo un hechizo, pues me yo era acompañado por algunos que desconocían el objeto del evento y regresaron encantados por lo escucharon. ¿Cómo no amar un buen poema, si la vida es poesía?

Gracias al maestro José Cruz, por sus letras y sobretodo por su enorme fuerza; por seguir siempre adelante a pesar de la dificultad. Gracias por una mágica noche, en un mágico pueblo. 

 

Seguir leyendo

TKD

Hoy, hace un año comenzaba en el taekwondo. Lo cierto es que la iniciativa no surgió de mi, desde hace algún tiempo mi hermano me invitaba con bastante insistencia; pero yo me encontraba bastante renuente. Él había comenzado a entrenar desde hace algunos años, debo decir que de los dos él era el atlético y mi actividad física se reducía al movimiento del mouse; por eso cuando el afirmaba que era algo fácil (y que me iba a gustar) dudaba completamente de su palabra.

Finalmente por diversas circunstancias a fines enero decidí aceptar su invitación, comenzaría a entrenar en febrero; mi hermano estaba mas entusiasmado con mi decisión que yo. Para mi aun eran mayores mis dudas, los prejuicios que había construido en muchos años; pero había llegado el momento y tenia que intentarlo al menos.

Sin coordinación, sin fuerza; sin equilibrio, sin condición física, en una clase rodeado de cintas negras y un largo etcétera; hicieron que el inicio resultara bastante complicado. Cada entrenamiento requería un enorme esfuerzo, sobretodo mental; enfrentarme al “no puedo”. “Eso esta difícil y no voy a poder”, era mi realidad o al menos eso pensaba.

El orgullo me impulso a continuar, no podía rendirme y abandonar; esa fue mi motivación inicial. Eventualmente se trasformo, comenzaba a disfrutar de cada sesión sin importar lo difícil o cansada que resultaba; cada entrenamiento era divertido. Cada paso, cada movimiento; era desenredar un pensamiento, un patrón. Y había empezado a encontrar todo aquello satisfactorio.

Creo que mi hermano no puede imaginar lo agradecido que estoy con el por su obstinación, por su apoyo; desde la invitación y en cada clase. Gracias a esto, cambio por completo aquello que había creído como verdad; me encamino a descubrí un aspecto que era para mi desconocido.

Un año después, lo que mas valoro del taekwondo no es el cambio físico sino el mental. Saber que la constancia, disciplina y esfuerzo; son la base para lograr una meta; para sortear incluso aquellas barreras que creía infranqueables. ¿Quien iba a imaginar? Ahora puedo mover un pie después del otro sin caer.

 

루이스 [Luis, en coreano; es lo que lleva inscrito
 el cuello de mi dobok (uniforme)]
Seguir leyendo

18 Platanito Show

Es curioso la forma de indignarse de las personas, de exigir justicia y castigo; por un chiste. Un simple chiste, sin afán de dolo; sin mala intención y pronunciado en un espectáculo. ¿Tanta ira a propósito de qué?Y como se oponen a leyes que coartan la libertad de expresión, leyes que convertirían la Internet en una herramienta de represión y sin embargo sin inmutarse se exige el silencio de un cómico, de un simple personaje.

Más indignante en el caso de la guardería ABC es la impunidad y no un chiste.

Seguir leyendo