101 ¡Feliz Jodido Cumpleaños a mí!

Creí ubicar el momento en que comenzó esta costumbre, pero nuevamente la memoria juega conmigo y se presta para confundir recuerdos, lo cierto es que ya hace algunos años de ello en que esto empezó, quizás de aquel segundo o tercer primer amor que sin duda fue el primero a quien escribí un poema o un par de cartas de aquel que fue el verano más largo de mi vida. De aquellos primeros años escuche Hombres G , y en algún momento llegaría a mí el disco “Peligrosamente Juntos”…

De ahí todo comenzó, no con la frecuencia que los últimos años ha traído o la rutina que viene con los días, pero si como algo constante en mi vida que de no ser escéptico hasta consideraría invocación porque al menos los últimos 13 años se han convertido en tradición (con alguna excepción), de la cual no pretendo desprenderme porque justo disfruto esta parte cuando llega el día y porque justo así se siente cada peldaño de mi vida (desde hace algunos años).

Hoy es mi cumpleaños, felicítame

Continue Reading

Happy fucking birthday to me

Y una vez más he completado una vuelta alrededor del sol, suman veintiséis desde que nací; cumpleaños le dicen. Es un tanto raro escribirlo, pasar esa línea de los veinte años y acercarse a los treinta; solo tengo que aguantar algunas vueltas más en pie. Simple.

Luego recuerdo que tengo un conflicto con el tiempo, con el Señor Tiempo. En algún momento se detuvo para mi, entonces deje de crecer (aunque no de envejecer que seria afortunado de cierta manera); y me descubrí siendo el mismo durante varios años, inmutable.

No es culpa del tiempo, simplemente no quieres ser como los demás”; dicen y supongo que es verdad. Así fue como quede fuera de lugar, suspendido en el tiempo; atrapado en un déjà vu permanente y necio a vivir el mundo como creía que debía ser. Nada simple.

Es curioso como el tiempo cambia las cosas, me gusta creer que es siempre para bien; aunque a veces las cosas se sientan un tanto jodidas. ¿Qué mejor forma de crecer que a través de la adversidad? Por eso me gusta llamar este año como el año en que comencé a crecer, después de perderme como nunca lo había estado; me descubro siendo el mismo aunque un poco más completo. Mas yo, sí eso es posible.

Crecer es fácil, nadie nunca dijo. Aun sigo buscando algunas partes de mí, entre lo que creo y es; buscando el equilibrio para mantener la cordura. Ojala y el Señor Tiempo este de mi lado.

Mi Cumpleaños” – Hombres G

“Hoy es mi cumpleaños… Felicítame.”
Continue Reading

063 Real de Catorce

Que extraño es descubrir o redescubrir un lugar que se cree conocer, que se ha recorrido varias veces; aunque siempre durante el día. Que extraño es recorrerlo con el manto de la noche, con sus calles atestadas de gente y con música de fondo.

Real de Catorce siempre será un lugar hermoso y aunque suene a cliché: mágico, pues ese el mejor adjetivo para describirlo. Y justo solo en eso podía pensar anoche mientras me descubría en medio de este pueblo como la primera ocasión en que lo visitaba de noche, no era el único pues también era así para mis acompañantes; la cercanía es la culpable sin duda. Vivir tan cerca que nuestra visita es tan breve, no nos damos el tiempo para maravillarnos por entero; tanto como es capaz de hacerlo este pueblo.

Afortunadamente acudía a una cita, a escuchar a un poeta que admiro de corazón; al maestro José Cruz. Y aun me siento flotando, extasiado por la música, por lugar y el momento. Si existe la envidia de la buena es la única que puedo sentir por las letras de José Cruz, por su obra poética. Su música que es justo un hechizo, pues me yo era acompañado por algunos que desconocían el objeto del evento y regresaron encantados por lo escucharon. ¿Cómo no amar un buen poema, si la vida es poesía?

Gracias al maestro José Cruz, por sus letras y sobretodo por su enorme fuerza; por seguir siempre adelante a pesar de la dificultad. Gracias por una mágica noche, en un mágico pueblo. 

 

Continue Reading