Categorías
Letras sin Sentido

¡Quiero!

Quiero estar junto a ti y quiero besos, en ese orden puesto que de otra forma no funcionaria y es lo único que quiero. ¿Sabias que los besos causan adicción? ¿No? No es broma, puedes pensar que es un pésimo pretexto pero realmente creo que es así; aunque no podría describirlo.

Solo puedo decirte lo que quiero, aunque no lo entiendo; no es que trate realmente de hacerlo pero es tan extraño que a veces me siento un poco intrigado. Entonces me doy cuenta que las cosas no son nunca como las planeamos, que cada momento en nuestra vida sucede justo en el instante indicado y en el menos esperado. ¡Como tu en mi vida! Que grata, encantadora y desconcertante sorpresa resultaste ser.

“¡Quiero!” repite una voz en mí, lo se; no es más que el berrinche de un niño malcriado y entonces solo me queda ser un adulto responsable e imponer disciplina. ¿No te jode? Crecer, madurar; también viene en este paquete llamado vida.

A veces es difícil o me gusta hacerlo difícil, aun no estoy muy seguro de la afirmación correcta; pero así es esto. En la vida no siempre obtenemos lo que queremos, y vale; no pasa nada… solo queda serenar al niño.

Categorías
Clasificados

063 Real de Catorce

Que extraño es descubrir o redescubrir un lugar que se cree conocer, que se ha recorrido varias veces; aunque siempre durante el día. Que extraño es recorrerlo con el manto de la noche, con sus calles atestadas de gente y con música de fondo.

Real de Catorce siempre será un lugar hermoso y aunque suene a cliché: mágico, pues ese el mejor adjetivo para describirlo. Y justo solo en eso podía pensar anoche mientras me descubría en medio de este pueblo como la primera ocasión en que lo visitaba de noche, no era el único pues también era así para mis acompañantes; la cercanía es la culpable sin duda. Vivir tan cerca que nuestra visita es tan breve, no nos damos el tiempo para maravillarnos por entero; tanto como es capaz de hacerlo este pueblo.

Afortunadamente acudía a una cita, a escuchar a un poeta que admiro de corazón; al maestro José Cruz. Y aun me siento flotando, extasiado por la música, por lugar y el momento. Si existe la envidia de la buena es la única que puedo sentir por las letras de José Cruz, por su obra poética. Su música que es justo un hechizo, pues me yo era acompañado por algunos que desconocían el objeto del evento y regresaron encantados por lo escucharon. ¿Cómo no amar un buen poema, si la vida es poesía?

Gracias al maestro José Cruz, por sus letras y sobretodo por su enorme fuerza; por seguir siempre adelante a pesar de la dificultad. Gracias por una mágica noche, en un mágico pueblo. 

 

Categorías
Con manzanitas

A próposito… Mediodía

 

“Este sábado… al mediodía.

Café Tacvba – “Mediodía

 

Categorías
Letras sin Sentido

Dolor de Media Tarde

De este dolor de media tarde, mientras me devoro el corazón a cucharadas de nostalgia; escucho tu ausencia a mi lado… en esta silla vacía junto a la mesa, en el monótono dialogo en que me he enfrascado con la nada.

Apresuro cada cucharada, no obstante procuro saborear cada una con calma; sigo alimentando mi insaciable tristeza y procuro ignorar el vacío que me rodea. Debo salir de prisa, regresar a las labores del día y huir de mí; lejos de este lugar lleno de memorias que no me pertenecen… que me resultan tan ajenas como el tipo que veo cada mañana frente al espejo.

Debo escapar… en busca de alguien, de quien sea; cualquier compañía es buena cuando no se quiere estar con uno mismo o por lo menos cuando se desea alejarse de un hogar extraño, poseso de fantasmas y demonios. Entonces me refugio en la multitud, en la muchedumbre ignorante de la ausencia que me invade y persigue.

Repetir la misma tarea rodeado de extraños, aliviado de encontrar mas cosas por hacer y de que aun no llega la noche para carcomerme; que aun me queda la tarde.